¿Cómo empezó todo?

Había una vez...

Una chica que había estudiado Gráfica publicitaria y bellas artes pero que desde muy pequeña la fotografía siempre le había llamado la atención... con una cámara Fujica (réflex analógica) de sus padres comenzó a conocer la magia de la imagen y también descubrió fascinada como poco a poco la imagen aparecía en un papel usando el laboratorio.

Todo esto cambió cuando llegaron las cámaras digitales y por supuesto ella quería una y no paró hasta que consiguió que su madre le regalara una cámara digital compacta de alta calidad.  Ahí Cristina comenzó hacer fotos y fotos... a todo lo que encontraba a su alrededor... pero ansiosa de aprender mucho más no fue hasta sus 26 años cuando pudo ahorrar para comprarse una cámara: una Nikon D700, recomendada por un amigo fotógrafo, que en su día le dijo "si realmente quieres trabajar profesionalmente esta cámara te dará la posibilidad de hacerlo".

Pero esta chica tan viajera no pensaba en trabajar como fotógrafa sino recorrer el mundo capturando las imágenes de los lugares donde iba... y así fue... puso la cámara a prueba en el viaje que realizó de mochilera por Rusia, Mongolia y China.

Dos años después... un familiar le propuso realizar las fotografías de un día muy especial... el día de su boda.  Ella nunca lo había hecho y tenía un poco de miedo de no realizar el trabajo como ellos esperaban.  Pero la pareja insistió y tranquilizo a la chica dándole la seguridad que ella necesitaba.

El día de la boda llegó y Cristina la chica diseñadora puso todo el cariño y aprendizaje de esos años en la universidad para captar los mejores momentos de este día tan especial.

Y el resultado debió de ser bueno... porque no sólo los novios le agradecieron su trabajo sino muchas personas se sorprendieron de la nueva faceta y habilidad de esta chica para captar esos instantes de una manera divertida, diferente y especial.

Ese 1 de Junio de 2013 algo en la vida de esta chica cambió.... se dio cuenta de que su mayor hobbie ahora podía ser parte de su trabajo.   Desde ese momento no ha parado de aprender, especializarse y profundizar en el ámbito de la fotografía.

Ella estará eternamente agradecida a sus primos por la confianza que ellos le dieron no sólo el día de la boda sino también en todos los momentos especiales que han tenido juntos como el nacimiento de su bebé.

 

 

 

No hay comentarios

Agregar comentario